Anulada cláusula suelo de Banco Santander y recuperados gastos hipotecarios en Cádiz

Tabla de Contenido

En Solvendi Abogados somos expertos en derecho bancario y defensa de los consumidores. Hemos conseguido una importante victoria judicial contra el Banco Santander, al que hemos demandado por incluir cláusulas abusivas en un contrato de préstamo hipotecario. En este artículo te explicamos el caso, el contexto y el sentido del fallo, y te animamos a que nos contactes si te encuentras en una situación similar.

Aquí puedes leer la sentencia completa.

 

El caso: un préstamo hipotecario con cláusula suelo y cláusula de gastos

Nuestro cliente firmó en 2008 un contrato de préstamo hipotecario con el Banco Popular, que posteriormente fue absorbido por el Banco Santander.

El préstamo tenía un interés variable referenciado al Euribor, pero con una cláusula suelo que establecía un interés mínimo del 5%. Esto significa que, aunque el Euribor bajara, nuestro cliente no se beneficiaba de la reducción del interés, sino que seguía pagando el 5%.

Además, el contrato incluía una cláusula de gastos, que obligaba a nuestro cliente a asumir todos los gastos de constitución y cancelación de la hipoteca, como los de notaría, registro, gestoría y tasación. Estos gastos correspondían, en parte, al banco, que era el beneficiario de la garantía hipotecaria.

Nuestro cliente decidió reclamar la nulidad de estas cláusulas, al considerarlas abusivas, y solicitó la devolución de las cantidades pagadas de más por el interés suelo y por los gastos. Para ello, nos confió su caso y nosotros presentamos una demanda ante el Juzgado de Primera Instancia Nº 2 de Cádiz.

 

El contexto: la normativa y la jurisprudencia sobre las cláusulas abusivas

Las cláusulas abusivas son aquellas que, en contra de las exigencias de la buena fe, causan un desequilibrio importante en los derechos y obligaciones de las partes que se derivan del contrato. Estas cláusulas son nulas de pleno derecho y se tienen por no puestas, según el artículo 83 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.

En el caso de los préstamos hipotecarios, el Tribunal Supremo ha declarado la nulidad de las cláusulas suelo y de gastos en varias sentencias, como la Sentencia 241/2013, de 9 de mayo, la Sentencia 705/2015, de 23 de diciembre, o la Sentencia 44/2017, de 20 de enero. Estas sentencias se basan en que estas cláusulas no superan el control de transparencia, es decir, que no se informa adecuadamente al consumidor de su existencia y de sus consecuencias.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea también ha dictado varias sentencias sobre las cláusulas abusivas en los préstamos hipotecarios, como la Sentencia de 21 de diciembre de 2016, que establece que la nulidad de las cláusulas suelo implica la devolución íntegra de las cantidades pagadas de más desde la firma del contrato, y no solo desde la fecha de la primera sentencia del Tribunal Supremo.

 

El fallo: la estimación parcial de la demanda y la condena al banco

El Juzgado de Primera Instancia Nº 2 de Cádiz estimó parcialmente nuestra demanda y declaró la nulidad de las cláusulas suelo y de gastos del préstamo hipotecario.

El juez consideró que estas cláusulas eran abusivas, al no haberse informado al consumidor de forma clara y comprensible de su contenido y de su incidencia en el coste del préstamo.

El juez citó textualmente la Sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013, que establece que “la transparencia de las cláusulas no solo debe referirse a su comprensibilidad gramatical, sino también a la información suficiente de su existencia y de las consecuencias económicas y jurídicas que se deriven de su aplicación”.

El juez también se apoyó en la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 21 de diciembre de 2016, que señala que “el juez nacional debe dejar sin aplicación la cláusula contractual abusiva, de tal modo que se considere que dicha cláusula no ha existido nunca y que no pueda producir efectos frente al consumidor”.

En consecuencia, el juez condenó al Banco Santander a recalcular los cuadros de amortización del préstamo sin las cláusulas nulas, a reintegrar a nuestro cliente las cantidades cobradas de más por el interés suelo desde la firma del contrato, y a pagar los gastos de notaría, registro, gestoría y tasación que correspondían al banco según la normativa aplicable. Asimismo, el juez impuso al banco el pago de los intereses legales correspondientes y de las costas procesales.

 

¿Te sientes identificado con este caso? Contacta con nosotros

Si has firmado un préstamo hipotecario con cláusulas abusivas, como la cláusula suelo o la cláusula de gastos, no dudes en contactar con nosotros.

En Solvendi Abogados te ofrecemos un asesoramiento personalizado y profesional, y te ayudamos a reclamar tus derechos como consumidor.

Contamos con una amplia experiencia y un alto porcentaje de éxito en este tipo de casos. No lo pienses más y solicita una cita gratuita con nosotros. Estaremos encantados de atenderte y de defender tus intereses.

En Solvendi Abogados podemos ayudarle

Consúltenos su caso. Llámenos al teléfono gratuito 900 831 282

Quizás también te pueda interesar: