Cómo anular tus contratos de préstamo de Vivus por usura: un caso real

Tabla de Contenido

¿Has solicitado un minicrédito o minipréstamo con Vivus u otra entidad financiera similar y te han cobrado unos intereses desorbitados? ¿Sabes que puedes reclamar la nulidad de ese contrato por ser usurario y recuperar tu dinero?

En este artículo te explicamos cómo hacerlo, basándonos en una reciente sentencia judicial que hemos obtenido estimando la demanda de una consumidora contra Vivus y ha declarado la nulidad de cinco contratos de préstamo por ser usurarios.

Aquí puedes leer la sentencia completa.

 

El caso concreto

La demandante suscribió cinco contratos de préstamo con la entidad 4FINANCE SPAIN FINANCIAL SERVICES SAU (bajo la marca Vivus) entre los años 2019 y 2020. Los importes de los préstamos oscilaban entre 100 y 300 euros, y los plazos de devolución entre 7 y 30 días. Los intereses remuneratorios aplicados eran muy elevados, superando el 3.000% TAE en algunos casos.

La demandante pagó todos los préstamos, pero consideró que los intereses eran abusivos y contrarios a la ley. Por ello, interpuso una demanda contra Vivus solicitando la nulidad de los contratos por ser usurarios y la devolución de las cantidades cobradas por intereses y comisiones.

 

El contexto legal

Los contratos de préstamo están regulados por el Código Civil, que establece que el prestatario debe devolver al prestamista el capital prestado más los intereses pactados. Sin embargo, el Código Civil no fija un límite legal para los intereses, por lo que las partes pueden acordar libremente el tipo de interés que consideren oportuno.

No obstante, existe una ley especial que protege a los consumidores frente a los préstamos con intereses excesivos: la Ley de Represión de la Usura de 1908. Esta ley declara nulos los contratos de préstamo que estipulen un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso. Además, la ley establece que en caso de nulidad, el prestatario solo está obligado a devolver el principal del préstamo, sin interés alguno.

La Ley de Represión de la Usura es una norma antigua, pero sigue vigente y aplicable a los contratos de préstamo actuales, incluidos los minicréditos o minipréstamos que ofrecen algunas entidades financieras online. Así lo ha reconocido el Tribunal Supremo en varias sentencias, como la de 25 de noviembre de 2015, que anuló un contrato de préstamo al consumo con un interés del 24,6% TAE por ser usurario.

 

El sentido del fallo

El juez que conoció del caso de la demandante contra Vivus dictó sentencia el 21 de noviembre de 2023, estimando la demanda y declarando la nulidad de los cinco contratos de préstamo por ser usurarios. El juez se basó en la Ley de Represión de la Usura y en la jurisprudencia del Tribunal Supremo para llegar a esta conclusión.

El juez analizó los intereses remuneratorios aplicados por Vivus y los comparó con el interés medio del mercado para los créditos al consumo, que según el Banco de España era del 7,88% TAE en 2019 y del 7,65% TAE en 2020. El juez observó que los intereses de Vivus eran notablemente superiores al normal del dinero, llegando a multiplicar por más de 400 el interés medio del mercado.

El juez también valoró las circunstancias del caso, como la cuantía y el plazo de los préstamos, el riesgo asumido por Vivus, la transparencia de los contratos y la situación económica de la demandante. El juez concluyó que los intereses de Vivus eran manifiestamente desproporcionados con esas circunstancias, y que no se justificaban por el riesgo o las características del producto financiero.

El juez citó textualmente la sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015, que estableció que “la fijación de un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso, aunque se trate de operaciones de crédito al consumo, puede ser constitutivo de usura”.

Como consecuencia de la nulidad de los contratos, el juez condenó a Vivus a devolver a la demandante las cantidades cobradas por intereses y comisiones, que ascendían a un total de 1.058,64 euros. Además, el juez impuso las costas procesales a Vivus, lo que significa que también debe pagar los gastos del juicio, como los honorarios del abogado y del procurador de la demandante.

 

¿Qué puedes hacer si te encuentras en una situación similar?

Si has contratado un minicrédito o minipréstamo con Vivus u otra entidad financiera similar y crees que los intereses que te han cobrado son abusivos, puedes reclamar la nulidad del contrato por ser usurario y recuperar tu dinero. Para ello, debes seguir estos pasos:

  • Revisa el contrato que firmaste y comprueba el tipo de interés que te aplicaron. Si el interés es notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso, puedes considerar que el contrato es usurario y solicitar su nulidad.
  • Intenta llegar a un acuerdo extrajudicial con la entidad financiera, reclamando la nulidad del contrato y la devolución de las cantidades cobradas por intereses y comisiones. Puedes enviar un escrito o un correo electrónico a la entidad, explicando los motivos de tu reclamación y adjuntando una copia del contrato. Si la entidad acepta tu reclamación, podrás resolver el asunto sin necesidad de ir a juicio.
  • Si la entidad rechaza tu reclamación o no te contesta en el plazo de un mes, puedes interponer una demanda judicial contra la entidad, solicitando la nulidad del contrato por ser usurario y la devolución de las cantidades cobradas por intereses y comisiones. Para ello, necesitarás la ayuda de un abogado y un procurador, que se encargarán de redactar la demanda, presentarla en el juzgado y representarte en el juicio. Si ganas el juicio, la entidad tendrá que devolverte el dinero y pagar las costas del proceso.

 

¿Cómo podemos ayudarte desde Solvendi Abogados?

En Solvendi Abogados somos expertos en derecho bancario y financiero, y tenemos amplia experiencia en reclamar la nulidad de los contratos de préstamo usurarios.

Hemos obtenido numerosas sentencias favorables para nuestros clientes, que han podido anular sus contratos con Vivus y otras entidades financieras similares y recuperar su dinero.

Si quieres que te ayudemos a reclamar la nulidad de tu contrato de préstamo usurario, puedes contactar con nosotros a través de nuestra web, nuestro teléfono o nuestro correo electrónico.

Te ofrecemos el estudio gratuito de tu caso,  te asesoraremos sobre las opciones que tienes y los pasos que debes seguir.

En Solvendi Abogados podemos ayudarle

Consúltenos su caso. Llámenos al teléfono gratuito 900 831 282

Quizás también te pueda interesar: