Divorciarse y separarse no son lo mismo. Decide qué te conviene.


La separación supone únicamente la suspensión de la vida conyugal. Sin embargo el divorcio implica la disolución del matrimonio.

Con la separación no podrás volver a casarte. Si quieres romper tu relación y vínculo matrimonial o volver a casarte, deberás optar por el divorcio.

¿Quién debe dar el primer paso?

Tanto para separarse como para divorciarse basta que lo solicite uno de los dos cónyuges. Pero pueden pedirlo los dos, o incluso uno con el consentimiento del otro.

¿Cuáles son los plazos?

Para el caso de la separación, en caso de que existan hijos menores o incapacitados, es necesario que el proceso se haga judicialmente, si bien se trata de unos trámites muy sencillos.

En el caso del divorcio, es necesario que haya transcurrido un mínimo de 3 meses desde la celebración del matrimonio, salvo que exista un riesgo para la integridad física, moral o sexual del cónyuge o los hijos, o esté en riesgo la vida de alguno de ellos.

 

Con nosotros, las consultas iniciales son gratis


Somos conscientes de que si te enfrentas a un divorcio o separación, estás pasando por uno de los peores momentos de tu vida. Por eso trataremos de ayudarte con la delicadeza y profesional que la sitaución merece. Tendrás un trato personal, discreto y dedicado desde el primer momento y hasta que todo el proceso haya terminado.

Además, te cobraremos en función de tus posibilidades económicas. Divorciarte y arruinarte no tienen por que ir siempre juntos. Y en ningún caso pagarás por las consultas iniciales. 

pexels-cottonbro-4098228

Te ayudaremos a alcanzar un acuerdo justo y lo menos traumático posible.

Estudiamos tu caso particular y te asesoramos de manera personalizada