¿Has contratado una tarjeta de crédito revolving con Wizink Bank? Podrías reclamar la nulidad del contrato por usura

Tabla de Contenido

Las tarjetas de crédito revolving son un tipo de producto financiero que permite al usuario disponer de una cantidad de dinero y devolverlo en cuotas mensuales, con unos intereses que se aplican sobre el saldo pendiente. Sin embargo, estos intereses suelen ser muy elevados, lo que hace que el usuario acabe pagando mucho más de lo que ha gastado y que se vea atrapado en una espiral de deuda difícil de salir.

En este artículo vamos a analizar una reciente sentencia que declara la nulidad de un contrato de tarjeta de crédito revolving suscrito entre una consumidora y Wizink Bank S.A. por considerar que el interés remuneratorio pactado (26,82% TAE) es usurario y, por tanto, nulo de pleno derecho.

Esta sentencia abre la puerta a que miles de afectados por este tipo de tarjetas puedan reclamar la devolución de las cantidades abonadas de más y la cancelación de su deuda.

Aquí puedes leer la sentencia completa.

 

El caso concreto: una consumidora demanda a Wizink Bank por usura

La sentencia que vamos a comentar es la dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Igualada el 27 de noviembre de 2023, en el procedimiento ordinario nº 363/2023.

La demandante es una consumidora que contrató una tarjeta de crédito revolving con Wizink Bank S.A. en el año 2018, con un límite de crédito de 6.000 euros y un interés remuneratorio del 26,82% TAE.

La demandante solicitó la nulidad del contrato por usura, alegando que el interés pactado era notablemente superior al normal del dinero y desproporcionado con las circunstancias del caso. Según la demandante, el interés medio de mercado para las operaciones de crédito al consumo en el año 2018 era del 8,06% TAE, por lo que el interés de la tarjeta era más de tres veces superior.

Además, la demandante afirmó que no recibió información suficiente sobre las condiciones del contrato, que no se le hizo ningún estudio de solvencia y que se le ofreció la tarjeta como una forma de financiar sus compras sin coste.

La demandada, Wizink Bank S.A., se opuso a la demanda, negando que el interés fuera usurario y alegando que la demandante conocía y aceptó las condiciones del contrato, que se le facilitó toda la información precontractual y contractual requerida por la normativa vigente y que se le hizo un análisis de riesgo previo a la concesión del crédito. Asimismo, la demandada planteó la excepción de prescripción de la acción de nulidad, al entender que el plazo para ejercitarla era de cuatro años desde la celebración del contrato.

 

El contexto: la Ley de Represión de la Usura y la jurisprudencia del Tribunal Supremo

La sentencia se basa en la aplicación de la Ley de Represión de la Usura de 1908, que establece la nulidad de los contratos de préstamo con un interés usurario. Según el artículo 1 de dicha ley, se considera usurario «todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales».

Para determinar si el interés es notablemente superior al normal del dinero, la sentencia se apoya en la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que ha fijado como criterio para apreciar la usura que la diferencia entre el tipo medio de mercado y el convenido sea superior a 6 puntos porcentuales.

Así, en la sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015, se declaró la nulidad de un contrato de tarjeta de crédito revolving con un interés del 24,6% TAE, al considerar que era usurario al superar en más de 6 puntos el interés medio de mercado para las operaciones de crédito al consumo en el año 2001, que era del 11,8% TAE.

En cuanto a la excepción de prescripción, la sentencia se remite a la sentencia del Tribunal Supremo de 4 de marzo de 2020, que estableció que la acción de nulidad por usura no prescribe, al tratarse de una nulidad absoluta y radical que afecta al orden público.

En consecuencia, la restitución de las cantidades pagadas de más es uno de los efectos inseparables de la nulidad, que puede reclamarse en cualquier momento.

 

El sentido del fallo: la nulidad del contrato por usura y la restitución de las cantidades abonadas de más

Tras examinar las pruebas aportadas por las partes, la sentencia estima la demanda de la consumidora y declara la nulidad del contrato de tarjeta de crédito revolving por usura.

La sentencia considera que el interés remuneratorio pactado (26,82% TAE) es notablemente superior al normal del dinero y desproporcionado con las circunstancias del caso, al superar en más de 18 puntos el interés medio de mercado para las operaciones de crédito al consumo en el año 2018, que era del 8,06% TAE.

La sentencia cita textualmente el artículo 1 de la Ley de Represión de la Usura y la sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015, y concluye que “el interés remuneratorio pactado en el contrato de tarjeta de crédito revolving suscrito entre las partes debe considerarse usurario, al ser notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso, sin que conste que la demandante aceptara dicho interés por su situación angustiosa, inexperiencia o limitación de sus facultades mentales”.

Asimismo, la sentencia rechaza la excepción de prescripción planteada por la entidad demandada, al entender que la nulidad es absoluta y radical y que la restitución es uno de sus efectos inseparables. La sentencia se apoya en el artículo 1301 del Código Civil y en la sentencia del Tribunal Supremo de 4 de marzo de 2020, y afirma que “la acción de nulidad por usura no prescribe, al tratarse de una nulidad absoluta y radical que afecta al orden público, y que la acción de restitución de las cantidades abonadas de más es uno de los efectos inseparables de la nulidad, que puede reclamarse en cualquier momento, sin que sea de aplicación el plazo de cuatro años previsto en el artículo 1964 del Código Civil”.

En consecuencia, la sentencia condena a Wizink Bank S.A. a reliquidar la deuda y a restituir a la actora todas las cantidades abonadas por ella que excedan del capital prestado, más los intereses legales correspondientes.

 

¿Qué puedes hacer si tienes una tarjeta de crédito revolving con Wizink Bank o con otra entidad?

Si tienes una tarjeta de crédito revolving con Wizink Bank o con otra entidad, y crees que el interés que te están cobrando es abusivo, puedes reclamar la nulidad del contrato por usura y la devolución de las cantidades pagadas de más. Para ello, lo primero que debes hacer es revisar el contrato y comprobar el interés remuneratorio que te aplican. Si este interés supera en más de 6 puntos el interés medio de mercado para las operaciones de crédito al consumo en el año en que contrataste la tarjeta, puedes tener motivos para reclamar.

Además, debes tener en cuenta que la acción de nulidad por usura no prescribe, por lo que puedes reclamar en cualquier momento, aunque hayas contratado la tarjeta hace años o hayas dejado de pagar las cuotas. También puedes reclamar aunque hayas firmado un acuerdo de refinanciación o de pago aplazado con la entidad, ya que estos acuerdos no convalidan la nulidad del contrato original.

 

¿Cómo puedes reclamar la nulidad del contrato por usura y la restitución de las cantidades abonadas de más?

Para reclamar la nulidad del contrato por usura y la restitución de las cantidades abonadas de más, tienes dos opciones: la vía extrajudicial y la vía judicial. La vía extrajudicial consiste en enviar un escrito a la entidad reclamando la nulidad del contrato y la devolución de las cantidades pagadas de más, adjuntando una copia del contrato y un extracto de los movimientos de la tarjeta. La entidad tiene un plazo de dos meses para contestar a tu reclamación. Si la entidad acepta tu reclamación, deberá reliquidar la deuda y devolverte el dinero que te corresponda. Si la entidad rechaza tu reclamación o no te contesta en el plazo establecido, puedes acudir a la vía judicial.

La vía judicial consiste en presentar una demanda ante el juzgado competente, solicitando la nulidad del contrato por usura y la restitución de las cantidades abonadas de más, aportando las mismas pruebas que en la vía extrajudicial y, además, un informe pericial que acredite el carácter usurario del interés pactado. La demanda se tramitará por el procedimiento ordinario, salvo que la cuantía de la reclamación sea inferior a 6.000 euros, en cuyo caso se tramitará por el procedimiento verbal. En ambos casos, la entidad demandada podrá contestar a la demanda y oponerse a la misma, y el juez dictará una sentencia estimando o desestimando la reclamación.

 

¿Por qué es importante contar con el asesoramiento de un abogado especializado en tarjetas de crédito revolving?

Reclamar la nulidad de un contrato de tarjeta de crédito revolving por usura y la restitución de las cantidades abonadas de más no es un proceso sencillo, ya que requiere de un conocimiento profundo de la normativa y la jurisprudencia aplicables, así como de una valoración técnica de la situación financiera del consumidor. Por eso, es importante contar con el asesoramiento de un abogado especializado en tarjetas de crédito revolving, que pueda analizar tu caso concreto, asesorarte sobre la viabilidad de tu reclamación, redactar el escrito de reclamación extrajudicial o la demanda judicial, y representarte y defenderte ante la entidad y ante los tribunales.

En Solvendi Abogados somos expertos en tarjetas de crédito revolving y hemos ayudado a cientos de clientes a recuperar su dinero y a liberarse de sus deudas. Si tienes una tarjeta de crédito revolving con Wizink Bank o con otra entidad, y crees que el interés que te están cobrando es abusivo, no dudes en contactar con nosotros.

Te ofrecemos la consulta gratuita y sin compromiso de tu asunto, en la que estudiaremos tu caso y te informaremos de las opciones que tienes para reclamar. No dejes pasar esta oportunidad y reclama lo que es tuyo. ¡Te esperamos!

En Solvendi Abogados podemos ayudarle

Consúltenos su caso. Llámenos al teléfono gratuito 900 831 282

Quizás también te pueda interesar: