¿Has sido víctima de un crédito rápido o microcrédito usurero de Dineo?

Tabla de Contenido

Introducción

Los créditos rápidos o microcréditos son productos financieros que ofrecen pequeñas cantidades de dinero a devolver en un plazo corto, normalmente de unos días o semanas. Estos productos suelen tener unos intereses muy elevados, que pueden superar el 1.000% TAE, y unas condiciones abusivas que perjudican al consumidor.

Uno de los ejemplos más claros de este tipo de créditos es el que ofrece la empresa Dineo, que pertenece al grupo polaco Credit Royal. Dineo promete conceder hasta 500€ en efectivo en cuestión de minutos, sin necesidad de presentar nómina, aval o garantía. Sin embargo, lo que no dice es que el coste de este servicio es desorbitado: por ejemplo, si pides 300€ a devolver en 30 días, tendrás que pagar 404,99€, lo que supone un interés del 104,99%.

 

¿Qué dice la ley sobre los créditos usureros?

Este tipo de créditos pueden ser considerados usureros y, por tanto, nulos de acuerdo con la Ley de Represión de la Usura de 1908, también conocida como Ley Azcárate. Esta ley establece que será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales.

Para determinar si un interés es usurero, hay que compararlo con el interés medio del mercado en el momento de la contratación. Según el Banco de España, el interés medio de los créditos al consumo en 2020 fue del 7,88%, muy lejos de los porcentajes que aplica Dineo. Además, hay que tener en cuenta las circunstancias del caso, como la cuantía, el plazo, el riesgo, las garantías, etc. En este sentido, el Tribunal Supremo ha establecido que, para que el préstamo pueda ser considerado usurario, es necesario que, además de ser notablemente superior al normal del dinero, el interés estipulado sea manifiestamente desproporcionado a las circunstancias del caso.

 

¿Qué consecuencias tiene la nulidad de un crédito usurero?

La nulidad de un crédito usurero implica que el contrato queda sin efecto y que el prestatario sólo está obligado a devolver la cantidad principal que recibió, sin intereses ni comisiones. Además, si el prestatario ya ha pagado una cantidad superior al capital prestado, podrá reclamar la diferencia al prestamista, más los intereses legales correspondientes.

La acción para solicitar la nulidad de un crédito usurero no prescribe, es decir, se puede ejercer en cualquier momento, aunque hayan pasado años desde la contratación o el pago del crédito. Además, la nulidad puede ser alegada por el prestatario, sus herederos o cualquier persona que tenga interés legítimo en el asunto.

 

¿Cómo puedo reclamar si he contratado un crédito usurero de Dineo?

Si has contratado un crédito rápido o microcrédito de Dineo y crees que has sido víctima de usura, puedes reclamar la nulidad del contrato y la devolución de las cantidades pagadas de más. Para ello, lo más recomendable es que cuentes con el asesoramiento y la representación de un abogado especializado en la materia, que se encargue de estudiar tu caso, recabar la documentación necesaria, negociar con la entidad y, si fuera preciso, iniciar la vía judicial.

En Solvendi Abogados somos expertos en reclamaciones de créditos usureros y hemos ayudado a muchos clientes a recuperar su dinero y a liberarse de sus deudas. Si quieres que te ayudemos, puedes contactar con nosotros a través de nuestra web , de nuestro teléfono 900 831 282 o de nuestrhttp://tel:900831282o correo electrónico info@solvendiabogados.com. Te ofreceremos una primera consulta gratuita y sin compromiso, y te informaremos de las opciones que tienes para reclamar tu crédito usurero de Dineo. No lo dudes más y confía en Solvendi Abogados, tu despacho de abogados de confianza.

En Solvendi Abogados podemos ayudarle

Consúltenos su caso. Llámenos al teléfono gratuito 900 831 282

Quizás también te pueda interesar: