Sentencia favorable a nuestro cliente en reclamación de gastos de hipoteca contra Abanca

Tabla de Contenido

¿Has firmado un préstamo hipotecario con cláusulas abusivas que te cobran comisiones o gastos injustificados? ¿Sabes que puedes reclamar la nulidad de esas cláusulas y recuperar tu dinero?

En este artículo te contamos un caso real de uno de nuestros clientes, que ha conseguido anular las cláusulas abusivas de su préstamo hipotecario y obtener la devolución de las cantidades pagadas de más, con intereses y costas.

Aquí puedes leer la sentencia completa.

 

El caso de nuestro cliente

Nuestro cliente contrató un préstamo hipotecario con la entidad bancaria Abanca para adquirir una vivienda. En el contrato se incluían varias cláusulas que le obligaban a pagar comisiones por reclamación de posición deudora y gastos de notaría, registro, gestoría, impuestos y tasación. Estas cláusulas suponían un desequilibrio entre los derechos y obligaciones de las partes, ya que trasladaban al cliente todos los costes derivados del préstamo, sin que el banco asumiera ninguno.

Nuestro cliente consideró que estas cláusulas eran abusivas y contrarias a la ley, por lo que decidió interponer una demanda contra el banco, solicitando la nulidad de las mismas y la devolución de las cantidades abonadas en concepto de comisiones y gastos, con sus correspondientes intereses.

 

La respuesta del banco

El banco, ante la demanda de nuestro cliente, optó por allanarse a todas sus pretensiones, es decir, reconoció la abusividad de las cláusulas y aceptó la nulidad de las mismas, así como el reintegro de las cantidades reclamadas. El banco no alegó ningún motivo que justificara la inclusión de esas cláusulas en el contrato, ni tampoco que el cliente hubiera actuado con fraude de ley o renuncia contra el interés general.

El allanamiento del banco supuso un reconocimiento expreso de la razón de nuestro cliente, lo que facilitó la resolución del caso y evitó un juicio innecesario.

 

La sentencia del juez

El juez, ante el allanamiento del banco, dictó una sentencia estimatoria, es decir, favorable a nuestro cliente, en la que declaró la nulidad de las cláusulas impugnadas y condenó al banco a eliminar sus efectos y a reintegrar al cliente las cantidades abonadas en exceso, con intereses y costas.

El juez fundamentó su decisión en la normativa y jurisprudencia aplicables al caso, que son las siguientes:

  • La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (LGDCU), que establece que las cláusulas no negociadas individualmente y todas aquellas prácticas no consentidas expresamente que, en contra de las exigencias de la buena fe, causen, en perjuicio del consumidor y usuario, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato, serán abusivas y, por tanto, nulas de pleno derecho (artículo 82.1).

  • La Directiva 93/13/CEE sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, que dispone que el carácter abusivo de una cláusula se apreciará teniendo en cuenta la naturaleza de los bienes o servicios que sean objeto del contrato y considerando, en el momento de la celebración del mismo, todas las circunstancias que concurran en su celebración, así como todas las demás cláusulas del contrato o de otro contrato del que dependa (artículo 4.1).

  • La jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), que ha declarado que las cláusulas que imponen al consumidor el pago de todos los gastos derivados de la constitución y cancelación de la hipoteca, sin especificar o aclarar qué gastos corresponden al consumidor y cuáles al prestamista, no superan el control de transparencia y deben ser consideradas abusivas (sentencia de 16 de julio de 2020, asunto C-224/19).

  • La jurisprudencia del Tribunal Supremo (TS), que ha establecido que las cláusulas que atribuyen al prestatario la totalidad de los gastos e impuestos generados por la operación hipotecaria, sin distinguir entre los que corresponden al prestamista y los que corresponden al prestatario, son nulas por abusivas, y que el prestamista debe devolver al prestatario las cantidades indebidamente abonadas, con sus intereses legales desde la fecha de cada pago (sentencia de 23 de enero de 2019, recurso 5350/2017).

 

El juez, en su sentencia, citó textualmente algunos de los párrafos más relevantes de la demanda de nuestro cliente y de la contestación del banco, para dejar constancia de sus argumentos y de su conformidad. Estos son algunos de los extractos de la sentencia:

  • “La parte actora solicita que se declare la nulidad de la cláusula de comisiones por reclamación de posición deudora y gastos de un préstamo hipotecario suscrito con la demandada, por considerar que se trata de una cláusula abusiva, que no supera el control de transparencia y que supone un desequilibrio entre los derechos y obligaciones de las partes, en perjuicio del consumidor.”

  • “La parte demandada se allana a la demanda, reconociendo la abusividad de las cláusulas impugnadas y aceptando la nulidad de las mismas, así como el reintegro de las cantidades reclamadas, con sus correspondientes intereses. La demandada no alega ningún motivo que justifique la inclusión de dichas cláusulas en el contrato, ni tampoco que el actor haya actuado con fraude de ley o renuncia contra el interés general.”

  • “Procede estimar íntegramente la demanda y declarar la nulidad de las cláusulas impugnadas, condenando a la demandada a eliminar sus efectos y a reintegrar al actor las cantidades abonadas en concepto de comisiones y gastos, con sus correspondientes intereses, así como al pago de las costas procesales, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 82 y siguientes de la LGDCU, la Directiva 93/13/CEE, la jurisprudencia del TJUE y del TS, y el artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.”

 

¿Qué puedes hacer si te encuentras en una situación similar?

Si has firmado un préstamo hipotecario con cláusulas abusivas que te cobran comisiones o gastos injustificados, no te resignes a perder tu dinero. Puedes reclamar la nulidad de esas cláusulas y recuperar tu dinero, con intereses y costas.

Para ello, necesitas contar con el asesoramiento y la representación de un abogado especializado en derecho bancario y de consumo, que se encargue de revisar tu contrato, de preparar tu demanda y de defender tus intereses ante el juez.

En Solvendi Abogados somos expertos en anular las cláusulas abusivas de los préstamos hipotecarios y en conseguir la devolución de las cantidades pagadas de más. Hemos ayudado a muchos clientes como tú a recuperar su dinero y a librarse de las cláusulas abusivas.

Si quieres que te ayudemos, contacta con nosotros y te ofreceremos un estudio gratuito de tu caso y sin compromiso. Te explicaremos los pasos a seguir, las posibilidades de éxito y los costes del procedimiento. No dejes pasar esta oportunidad y reclama lo que es tuyo.

En Solvendi Abogados podemos ayudarle

Consúltenos su caso. Llámenos al teléfono gratuito 900 831 282

Quizás también te pueda interesar: