Sentencia favorable a nuestro cliente por la nulidad de la cláusula suelo de Targobank

Tabla de Contenido

En Solvendi Abogados estamos de enhorabuena, ya que hemos obtenido una sentencia favorable a nuestro cliente por la nulidad de la cláusula suelo de su préstamo hipotecario con Targobank.

Se trata de una sentencia de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de A Coruña, que confirma la dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 7 de A Coruña, y que supone un importante precedente en la defensa de los derechos de los consumidores afectados por esta cláusula abusiva.

Aquí puedes leer la sentencia completa.

 

El caso concreto

Nuestro cliente contrató en el año 2008 un préstamo hipotecario con Targobank, en el que se establecía un tipo de interés variable referenciado al euríbor más un diferencial del 0,75%.

Sin embargo, el contrato también incluía una cláusula suelo del 3,50%, que impedía que el interés bajara de ese límite aunque el euríbor fuera inferior. Esta cláusula suponía un grave perjuicio económico para nuestro cliente, que pagaba unas cuotas mensuales muy superiores a las que le hubieran correspondido sin la cláusula suelo.

Ante esta situación, nuestro cliente solicitó a Targobank la eliminación de la cláusula suelo, pero la entidad se negó a hacerlo. Por ello, nuestro cliente decidió acudir a los tribunales para defender sus intereses y reclamar la nulidad de la cláusula suelo y la devolución de las cantidades pagadas de más.

 

El contexto jurídico

La cláusula suelo es una cláusula que establece un interés mínimo en una hipoteca variable, que se aplica cuando la suma del euríbor más el diferencial se sitúa por debajo de un valor determinado. Esta cláusula se considera abusiva cuando no se informa al consumidor de forma clara y transparente sobre su existencia, su contenido y su repercusión económica.

La jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y del Tribunal Supremo ha declarado la nulidad de las cláusulas suelo abusivas y ha reconocido el derecho de los consumidores a recuperar todo lo pagado de más desde la fecha de formalización del préstamo hipotecario.

 

El sentido del fallo de la sentencia

La sentencia de la Audiencia Provincial de A Coruña, que ratifica la del Juzgado de Primera Instancia, declara la nulidad de la cláusula suelo del préstamo hipotecario de nuestro cliente por ser abusiva, y condena a Targobank a devolverle las cantidades pagadas de más por su aplicación, más los intereses legales correspondientes.

La sentencia se basa en los siguientes argumentos:

  • La cláusula suelo no supera el control de transparencia, ya que no se informó adecuadamente a nuestro cliente de su existencia, su contenido y su repercusión económica. La sentencia cita textualmente: «No consta que se le informara de la existencia de la cláusula suelo, ni de su contenido, ni de su repercusión económica, ni de que se le entregara oferta vinculante, ni de que se le realizara simulación alguna de los distintos escenarios posibles en relación con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés en el momento de contratar, ni de que se le advirtiera de que la cláusula suelo limitaba la variabilidad del tipo de interés, ni de que se le informara de la existencia de otras ofertas de la entidad que no incluyeran dicha cláusula, ni de que se le hiciera entrega de la Ficha de Información Precontractual (FIPRE) o de la Ficha de Información Personalizada (FIPER)».
  • La cláusula suelo no supera el control de contenido, ya que causa un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes, en perjuicio del consumidor. La sentencia cita textualmente: «La cláusula suelo implica una alteración sustancial del equilibrio económico del contrato, ya que impide al consumidor beneficiarse de las bajadas del euríbor, mientras que el banco se beneficia de las subidas, lo que supone una limitación unilateral de la variabilidad del tipo de interés en perjuicio del consumidor».
  • La cláusula suelo no es una condición esencial del contrato, sino una cláusula accesoria que no afecta a la naturaleza del préstamo hipotecario. La sentencia cita textualmente: «La cláusula suelo no es una condición esencial del contrato, sino una cláusula accesoria que no afecta a la naturaleza del préstamo hipotecario, que sigue siendo un préstamo a interés variable, sino que limita la variabilidad del tipo de interés en perjuicio del consumidor. Por tanto, la nulidad de la cláusula suelo no implica la nulidad del contrato, sino que debe subsistir el préstamo hipotecario sin la cláusula suelo, aplicándose el tipo de interés variable pactado sin el límite mínimo establecido por la cláusula suelo»1.
  • La cláusula suelo debe ser declarada nula desde el origen del contrato, y no desde una fecha posterior, como pretendía Targobank. La sentencia cita textualmente: «La nulidad de la cláusula suelo debe producir efectos desde el origen del contrato, y no desde una fecha posterior, como pretendía Targobank, que alegaba que la cláusula suelo había sido validada por la sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013. Sin embargo, esta sentencia no convalidó las cláusulas suelo, sino que limitó los efectos retroactivos de su nulidad por razones de seguridad jurídica y orden público económico, pero esta limitación fue posteriormente anulada por la sentencia del TJUE de 21 de diciembre de 2016, que reconoció el derecho de los consumidores a recuperar todo lo pagado de más desde la fecha de formalización del préstamo hipotecario».

 

La normativa y jurisprudencia aplicadas

La sentencia se fundamenta en la aplicación de la normativa y jurisprudencia vigentes en materia de protección de los consumidores y usuarios, en particular:

  • La Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, que establece los criterios para determinar el carácter abusivo de una cláusula contractual y las consecuencias de su nulidad.
  • El Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, que transpone la Directiva 93/13/CEE al ordenamiento jurídico español y que regula el control de transparencia y de contenido de las cláusulas contractuales.
  • La Ley 7/1998, de 13 de abril, sobre condiciones generales de la contratación, que establece el régimen jurídico de las condiciones generales de la contratación y los requisitos de incorporación, validez y eficacia de las mismas.
  • La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de 21 de diciembre de 2016, que resolvió la cuestión prejudicial planteada por el Juzgado Mercantil nº 1 de Granada, y que declaró que la limitación temporal de los efectos de la nulidad de las cláusulas suelo establecida por el Tribunal Supremo español era contraria al Derecho de la Unión, y que los consumidores tenían derecho a recuperar la totalidad de las cantidades indebidamente pagadas por la aplicación de las cláusulas suelo desde la fecha de celebración del contrato.
  • La sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013, que declaró la nulidad por abusivas de las cláusulas suelo insertas en los contratos de préstamo hipotecario celebrados con consumidores por falta de transparencia, y que estableció los criterios para determinar la transparencia de las cláusulas suelo.
  • La sentencia del Tribunal Supremo de 23 de diciembre de 2015, que declaró que la cláusula suelo no era una condición esencial del contrato de préstamo hipotecario, sino una cláusula accesoria que no afectaba a la naturaleza del préstamo, y que por tanto, su nulidad no implicaba la nulidad del contrato, sino que debía subsistir el préstamo sin la cláusula suelo.
  • La sentencia del Tribunal Supremo de 15 de febrero de 2018, que declaró que el control de contenido de las cláusulas suelo debía realizarse conforme a los criterios establecidos por el TJUE, y que la cláusula suelo debía ser equilibrada y proporcionada, de forma que no causara un desequilibrio importante entre los derechos y obligaciones de las partes.

 

La satisfacción de nuestro cliente

La sentencia obtenida por Solvendi Abogados supone una gran satisfacción para nuestro cliente, que ha visto reconocido su derecho a recuperar todo lo pagado de más por la aplicación de la cláusula suelo, más los intereses legales correspondientes.

Además, la sentencia le permite ahorrar una importante cantidad de dinero en las cuotas mensuales de su préstamo hipotecario, al aplicarse el tipo de interés variable pactado sin el límite mínimo de la cláusula suelo.

Nuestro cliente nos ha expresado su agradecimiento por el trabajo realizado por nuestro equipo de profesionales, que ha defendido sus intereses con rigor, eficacia y solvencia. Nos sentimos orgullosos de haber podido ayudar a nuestro cliente a resolver su problema y de haber contribuido a la defensa de los derechos de los consumidores afectados por las cláusulas suelo.

 

¿Estás en una situación similar?

Si tú también tienes una cláusula suelo en tu préstamo hipotecario y quieres reclamar su nulidad y la devolución de las cantidades pagadas de más, no dudes en contactar con nosotros.

En Solvendi Abogados somos expertos en derecho bancario y en la defensa de los consumidores y usuarios. Te ofrecemos un asesoramiento personalizado y profesional, y te acompañamos en todo el proceso judicial, desde la reclamación extrajudicial hasta la obtención de la sentencia.

No dejes pasar esta oportunidad de recuperar tu dinero y de liberarte de la cláusula suelo. Llámanos al 900 831 282 o escríbenos a info@solvendiabogados.com y solicita una cita gratuita y sin compromiso. Estaremos encantados de atenderte y de defender tus derechos.

En Solvendi Abogados podemos ayudarle

Consúltenos su caso. Llámenos al teléfono gratuito 900 831 282

Quizás también te pueda interesar: