Sentencia favorable a nuestro cliente por los gastos de constitución de la hipoteca

Tabla de Contenido

En Solvendi Abogados estamos de enhorabuena. Hemos conseguido una nueva sentencia favorable a nuestro cliente por los gastos de constitución de la hipoteca que le impuso Caixabank al firmar el préstamo. Se trata de una sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 101 bis de Madrid, de fecha 15 de noviembre de 2023, que condena a la entidad bancaria a devolver a nuestro cliente los gastos hipotecarios en su día abonados, más los intereses legales desde la fecha de cada pago.

Aquí puedes leer la sentencia completa.

 

El caso de nuestro cliente

Nuestro cliente contrató con Caixabank un préstamo hipotecario en el año 2010 para la adquisición de su vivienda habitual. En la escritura de préstamo se incluyó una cláusula que atribuía al prestatario el pago de todos los gastos e impuestos derivados de la constitución de la hipoteca, tales como el arancel notarial, el arancel registral, el impuesto de actos jurídicos documentados, los gastos de gestoría y los gastos de tasación.

Nuestro cliente abonó dichos gastos confiando en la buena fe de la entidad bancaria. Sin embargo, con el paso del tiempo, nuestro cliente se enteró de que dicha cláusula era abusiva y contraria a la normativa vigente, y que podía reclamar la devolución de los gastos que había pagado indebidamente.

Por ello, nuestro cliente acudió a nuestro despacho de abogados, especializado en derecho bancario y de consumo, para que le asesoráramos y le ayudáramos a recuperar su dinero. Tras estudiar su caso, iniciamos el procedimiento judicial correspondiente, solicitando la nulidad de la cláusula de gastos y la condena a Caixabank a devolver a nuestro cliente las cantidades pagadas por los conceptos que no le correspondían.

 

La sentencia del juzgado

El Juzgado de Primera Instancia nº 101 bis de Madrid ha estimado íntegramente nuestra demanda, declarando la nulidad de la cláusula de gastos y condenando a Caixabank a devolver a nuestro cliente las cantidades en su día desembolsadas, más los intereses legales desde la fecha de cada pago.

La sentencia se basa en la jurisprudencia del Tribunal Supremo y del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que han declarado la abusividad de las cláusulas que imponen al consumidor el pago de todos los gastos e impuestos derivados de la constitución de la hipoteca, sin tener en cuenta las normas legales y reglamentarias que regulan la distribución de dichos gastos entre las partes.

Así, la sentencia aplica los siguientes criterios para determinar qué gastos debe asumir cada parte:

  • El arancel notarial por la escritura de constitución de la hipoteca debe repartirse por mitades entre el prestamista y el prestatario, ya que ambos se benefician de la intervención notarial. En cambio, el arancel notarial por la escritura de préstamo debe ser abonado íntegramente por el prestatario, ya que es el único interesado en la elevación a público del contrato.

  • El arancel registral por la inscripción de la hipoteca debe ser abonado íntegramente por el prestamista, ya que es el único que obtiene un beneficio de la garantía hipotecaria.

  • El impuesto de actos jurídicos documentados debe ser abonado íntegramente por el prestatario, ya que es el sujeto pasivo del tributo según la normativa aplicable al momento de la constitución de la hipoteca.

  • Los gastos de gestoría deben ser abonados íntegramente por el prestamista, ya que es el que encarga la gestión y el que se beneficia de la misma.

  • Los gastos de tasación deben ser abonados íntegramente por el prestamista, ya que es el que exige la tasación y el que se beneficia de la misma.

 

La sentencia cita textualmente la siguiente normativa y jurisprudencia para fundamentar su decisión:

  • El artículo 6.1 de la Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, que establece que “Los Estados miembros establecerán que no vincularán al consumidor, en las condiciones estipuladas por sus derechos nacionales, las cláusulas abusivas que figuren en un contrato celebrado entre éste y un profesional y dispondrán que el contrato siga siendo obligatorio para las partes en los mismos términos, si éste puede subsistir sin las cláusulas abusivas”.

  • La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 16 de julio de 2020, asunto C-224/19, que declara que “el artículo 6, apartado 1, de la Directiva 93/13 debe interpretarse en el sentido de que se opone a que, en caso de nulidad de una cláusula contractual abusiva que impone al consumidor el pago de la totalidad de los gastos de constitución y cancelación de una hipoteca, el juez nacional niegue al consumidor la devolución de las cantidades abonadas en virtud de esta cláusula, salvo que el Derecho nacional aplicable disponga que esos gastos deban ser soportados por el consumidor, lo que corresponde verificar al juez nacional”.

  • La sentencia del Tribunal Supremo de 23 de enero de 2019, que fija como doctrina jurisprudencial que “en las escrituras de préstamo con garantía hipotecaria, el pago del impuesto corresponde al prestatario. Por el contrario, en las escrituras de constitución de hipoteca en garantía de préstamos anteriores, el pago del impuesto corresponde al prestamista”.

  • La sentencia del Tribunal Supremo de 24 de julio de 2020, que fija como doctrina jurisprudencial que “en los contratos de préstamo con garantía hipotecaria celebrados con consumidores, la cláusula que atribuye indiscriminadamente al consumidor el pago de todos los gastos e impuestos generados por la operación es abusiva, por lo que, una vez declarada su nulidad, el juez nacional debe decidir quién debe pagar cada uno de los gastos e impuestos, teniendo en cuenta las normas legales y reglamentarias aplicables en defecto de tal cláusula”.

 

¿Qué hacer si te encuentras en una situación similar?

Si tú también has pagado los gastos de constitución de la hipoteca que te impuso tu entidad bancaria, debes saber que puedes reclamar la devolución de las cantidades que no te correspondían.

Para ello, lo primero que debes hacer es revisar tu escritura de préstamo hipotecario y comprobar si contiene una cláusula de gastos abusiva. Si es así, debes calcular el importe que pagaste por cada concepto y solicitar a tu entidad bancaria la devolución de lo que te corresponda.

Si tu entidad bancaria se niega a devolverte el dinero o no te contesta en el plazo de dos meses, puedes acudir a la vía judicial, presentando una demanda contra la entidad bancaria. Para ello, te recomendamos que cuentes con el asesoramiento de un abogado especializado en derecho bancario y de consumo, que te ayudará a defender tus derechos y a recuperar tu dinero.

En Solvendi Abogados somos expertos en reclamaciones bancarias y de consumo, y contamos con una amplia experiencia y un alto porcentaje de éxito en este tipo de casos. Si quieres que te ayudemos a reclamar los gastos de tu hipoteca, no dudes en contactar con nosotros.

Te ofrecemos una primera consulta gratuita y sin compromiso, en la que estudiaremos tu caso y te informaremos de las opciones que tienes y de los pasos que debes seguir. No dejes pasar esta oportunidad y reclama lo que es tuyo.

En Solvendi Abogados podemos ayudarle

Consúltenos su caso. Llámenos al teléfono gratuito 900 831 282

Quizás también te pueda interesar: