¿Qué son los productos bancarios tóxicos?


Se conoce comúnmente como productos bancarios tóxicos a una variada gama de productos financieros que los bancos han comercializado en masa durante los últimos años para captar recursos de los particulares con el fin de fortalecer sus recursos propios. Entre los híbridos financieros que más controversia han generado durante los últimos años se encuentran las participaciones preferentes, los bonos convertibles, las obligaciones subordinadas o los fondos estructurados.

La comercialización de este tipo de productos financieros no es ilegal. Lo que ha generado graves problemas es la forma de proceder de las entidades financieras a la hora de comercializar estos productos al público en general, ocultando sus verdaderas características y los riesgos financieros a los que se enfrentan las personas que colocan sus ahorros en este tipo de productos.

No son productos de ahorro ni productos seguros. Son complejos productos de inversión con características y riesgos que les hacen más adecuados para clientes mayoristas o grandes inversores. Muchos particulares los han adquirido creyendo que estaban invirtiendo su dinero sin riesgo y con una rentabilidad garantizada y se han encontrado con enromes pérdidas.

Los tribunales españoles han fallado en la inmensa mayoría de los casos a favor de los particulares por los graves incumplimientos de información en los que han incurrido muchas de nuestras entidades financieras, que han actuado en muchas ocasiones sin prestar la más mínima atención a la normativa MIFID y demás regulaciones sectoriales.

 

¿Por qué los bancos no devuelven el dinero fácilmente?


Todo el mundo se pregunta por qué, si un tribunal condena a una entidad bancaria a devolver el dinero a los afectados junto con las costas judiciales y los intereses, los bancos no le devuelven el dinero a todos los clientes a quienes vendieron esos productos.

La razón es sencilla: porque muchos de los afectados no reclaman judicialmente esa devolución y, por tanto, los bancos no tienen la obligación de responder por esos ahorros perdidos. El único objetivo de los bancos es disuadir a los afectados de que no actúen por vía judicial. Les resulta más rentable afrontar las demandas de quienes sí se atreven a acudir a los tribuales que devolver el dinero a todos los clientes que firmaron la compra de productos de riesgo sin la información necesaria sobre el mismo.

Bancarios tóxicos
¿Qué conseguiré si demando al banco y cuánto me va a costar?

En Solvendi Abogados trabajamos para que tú, como cliente,  recuperes el 100% del dinero que colocaste en un producto tóxico, y que lo recuperes con intereses. Y pensamos que nadie debería quedarse sin reclamar lo que es suyo, así que no tienes que pagarnos nada por adelantado si confías en nosotros para recuperar tu dinero. Nosotros solo ganamos si tú recuperas tu dinero.

Ya hemos ganado más de 200 demandas por preferentes, subordinadas, etc.

No hemos perdido ni una. El secreto de nuestro éxito es hacer un estudio previo de todos los casos sin ningún coste. Te indicaremos, en función de tus cisrcunstancias particulares si conviene o no demandar al banco. Si no creemos que hay un alto porcentaje de probabilidades de que recuperes tu dinero, no te haremos perderlo.

Hemos obtenido la nulidad de contratos de entidades como Caja España (Banco CEISS), Novagalicia, Bankia, Banco Popular, Banco de Santander, Banco de Sabadell, etc…

Hablemos. Es gratis...

Estudiamos tu caso particular y te asesoramos de manera personalizada

Envíanos tu consulta a través de este formulario