SWAP

Sentencia favorable a nuestro cliente por un swap del Banco Santander

En Solvendi Abogados estamos de enhorabuena. Hemos conseguido una sentencia favorable a nuestro cliente, una empresa dedicada al sector de la construcción, que contrató un swap o permuta financiera con el Banco Santander en el año 2007. La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado la nulidad del contrato por vicio en el consentimiento y ha condenado al banco a devolver a nuestro cliente la cantidad desembolsada por culpa del swap más los intereses legales.

Cómo reclamar la nulidad de un swap por error o dolo: un caso de éxito

Los swaps son productos financieros complejos que se comercializan como seguros de cobertura frente a las fluctuaciones de los tipos de interés. Sin embargo, muchos clientes que contrataron estos productos desconocían los riesgos y las consecuencias que podían tener para su economía. En este artículo te explicamos cómo reclamar la nulidad de un swap por error o dolo, basándonos en un caso real que hemos ganado en la Audiencia Provincial de A Coruña.

Sentencia Swap de Empresa

El Juzgado de Primera Instancia nº 11 de Madrid ha dictado sentencia por la que condena al Banco Santander a devolver a una empresa 170.249,94 euros por la comercialización de un Swap o IRS a una empresa del sector inmobiliario.

Sentencia Swap caducado comercializado a empresa

El Juzgado de Primera Instancia nº 4 de Donostia ha dictado sentencia por la que condena al Banco Santander a devolver a una empresa 84.983,97 euros por la comercialización de un Swap del Banco Pastor a pesar de encontrarse caducada la acción de anulabilidad.

El Tribunal Supremo confirma su doctrina sobre los SWAPS

Estos productos complejos fueron ofrecidos de manera genérica hace unos años a numerosos clientes bancarios: empresarios, y particulares con préstamos hipotecarios. Se trataba aparentemente de un producto que protegía al consumidor, por lo general, de las variaciones de tipos de interés. Posteriormente y con la bajada del Euribor, los clientes empezaron a recibir liquidaciones negativas importantes, generando numerosas pérdidas.

Sentencia favorable a nuestro cliente por un swap del Banco Santander

En Solvendi Abogados estamos de enhorabuena. Hemos conseguido una sentencia favorable a nuestro cliente, una empresa dedicada al sector de la construcción, que contrató un swap o permuta financiera con el Banco Santander en el año 2007. La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado la nulidad del contrato por vicio en el consentimiento y ha condenado al banco a devolver a nuestro cliente la cantidad desembolsada por culpa del swap más los intereses legales.

Cómo reclamar la nulidad de un swap por error o dolo: un caso de éxito

Los swaps son productos financieros complejos que se comercializan como seguros de cobertura frente a las fluctuaciones de los tipos de interés. Sin embargo, muchos clientes que contrataron estos productos desconocían los riesgos y las consecuencias que podían tener para su economía. En este artículo te explicamos cómo reclamar la nulidad de un swap por error o dolo, basándonos en un caso real que hemos ganado en la Audiencia Provincial de A Coruña.

Sentencia Swap de Empresa

El Juzgado de Primera Instancia nº 11 de Madrid ha dictado sentencia por la que condena al Banco Santander a devolver a una empresa 170.249,94 euros por la comercialización de un Swap o IRS a una empresa del sector inmobiliario.

Sentencia Swap caducado comercializado a empresa

El Juzgado de Primera Instancia nº 4 de Donostia ha dictado sentencia por la que condena al Banco Santander a devolver a una empresa 84.983,97 euros por la comercialización de un Swap del Banco Pastor a pesar de encontrarse caducada la acción de anulabilidad.

El Tribunal Supremo confirma su doctrina sobre los SWAPS

Estos productos complejos fueron ofrecidos de manera genérica hace unos años a numerosos clientes bancarios: empresarios, y particulares con préstamos hipotecarios. Se trataba aparentemente de un producto que protegía al consumidor, por lo general, de las variaciones de tipos de interés. Posteriormente y con la bajada del Euribor, los clientes empezaron a recibir liquidaciones negativas importantes, generando numerosas pérdidas.