Hipoteca Tranquilidad

Hipoteca con cuotas crecientes (Hipoteca Tranquilidad)

La gran mayoría de las familias españolas tienen un contrato hipotecario con algún banco. A pesar de la crisis y de sus efectos, en España se siguen contratando hipotecas y, sin embargo, la gran cantidad de litigios a los que éstas han dado lugar en los últimos años indican no sólo el gran desconocimiento que existe entre los usuarios de las mismas a la hora de contratarlas, sino también el abuso que se viene realizando por las entidades bancarias.

Nulidad de Hipoteca Tranquilidad del Banco Santander

Una hipoteca que vendía la «tranquilidad» como su mayor punto fuerte, pero con la que sus clientes no podrían conocer ni cuánto capital tendrían que pagar en total ni los años concretos que tardarían en hacerlo. Estos son solo dos motivos por los que el Juzgado de Primera Instancia Nº 3 de Oviedo ha declarado nulas «de pleno derecho» en una reciente sentencia casi una decena de cláusulas incluidas en un contrato hipotecario comercializado por Banesto (ahora Banco Santander) en abril de 2007.

Hipoteca con cuotas crecientes (Hipoteca Tranquilidad)

La gran mayoría de las familias españolas tienen un contrato hipotecario con algún banco. A pesar de la crisis y de sus efectos, en España se siguen contratando hipotecas y, sin embargo, la gran cantidad de litigios a los que éstas han dado lugar en los últimos años indican no sólo el gran desconocimiento que existe entre los usuarios de las mismas a la hora de contratarlas, sino también el abuso que se viene realizando por las entidades bancarias.

Nulidad de Hipoteca Tranquilidad del Banco Santander

Una hipoteca que vendía la «tranquilidad» como su mayor punto fuerte, pero con la que sus clientes no podrían conocer ni cuánto capital tendrían que pagar en total ni los años concretos que tardarían en hacerlo. Estos son solo dos motivos por los que el Juzgado de Primera Instancia Nº 3 de Oviedo ha declarado nulas «de pleno derecho» en una reciente sentencia casi una decena de cláusulas incluidas en un contrato hipotecario comercializado por Banesto (ahora Banco Santander) en abril de 2007.