Lugo

Un matrimonio de Lugo recupera los gastos de su hipoteca

Obtenida nueva Sentencia recuperando las cantidades abonadas por Notaría, Registro de la Propiedad y Gestoría en la constitución de un préstamo hipotecario. En este caso se trata de una sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Lugo siendo parte demandada la entidad financiera Banco Santander como sucesora de la extinta Banco Pastor.

Anulada cláusula suelo del Pastor en Lugo

Declarada nula la cláusula suelo la misma debe ser apartada del contrato y devolver al cliente afectado a la situación en la que se encontraría si nunca hubiese existido tal estipulación en el préstamo.

Por ello, «la cláusula discutida debe eliminarse, sin aplicación del límite suelo, debiendo la entidad demandada restituir a la actora las cantidades indebidamente abonadas por aplicación de la cláusula cuya nulidad se declara desde el 3 de noviembre de 2009, más los intereses legales desde la fecha de cada pago, cuya determinación se hará en ejecución de sentencia.»

Además de lo anterior, Banco Pastor queda obligado a recalcular el préstamo hipotecario reduciéndose aún más el capital pendiente de amortizar

Un matrimonio de Lugo recupera los gastos de su hipoteca

Obtenida nueva Sentencia recuperando las cantidades abonadas por Notaría, Registro de la Propiedad y Gestoría en la constitución de un préstamo hipotecario. En este caso se trata de una sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Lugo siendo parte demandada la entidad financiera Banco Santander como sucesora de la extinta Banco Pastor.

Anulada cláusula suelo del Pastor en Lugo

Declarada nula la cláusula suelo la misma debe ser apartada del contrato y devolver al cliente afectado a la situación en la que se encontraría si nunca hubiese existido tal estipulación en el préstamo.

Por ello, «la cláusula discutida debe eliminarse, sin aplicación del límite suelo, debiendo la entidad demandada restituir a la actora las cantidades indebidamente abonadas por aplicación de la cláusula cuya nulidad se declara desde el 3 de noviembre de 2009, más los intereses legales desde la fecha de cada pago, cuya determinación se hará en ejecución de sentencia.»

Además de lo anterior, Banco Pastor queda obligado a recalcular el préstamo hipotecario reduciéndose aún más el capital pendiente de amortizar