Sentencia favorable a nuestro cliente por usura en un préstamo de Moneyman

Tabla de Contenido

En Solvendi Abogados estamos especializados en la defensa de los consumidores frente a las entidades financieras que abusan de sus derechos.

En esta ocasión, queremos compartir con vosotros una reciente sentencia que hemos obtenido en el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Ponferrada, en la que se declara la nulidad de un préstamo concedido por la entidad ID Finance Spain, S.L., más conocida como Moneyman, por considerarlo usurario.

Aquí puedes leer la sentencia completa.

 

El caso concreto

Nuestro cliente solicitó un préstamo a Moneyman por importe de 300 euros, con un plazo de devolución de 62 días y un interés nominal anual del 2.333,95%. El préstamo se formalizó mediante un contrato de crédito al consumo, en el que se establecían unas condiciones generales que no fueron negociadas individualmente con el prestatario, sino impuestas por la entidad prestamista.

Nuestro cliente no pudo hacer frente al pago del préstamo en el plazo pactado, por lo que Moneyman le aplicó unos intereses de demora del 1% diario, además de unas comisiones por gestión de recobro y por prórroga del plazo. Como consecuencia, la deuda reclamada por Moneyman ascendía a 1.026,67 euros, más de tres veces el importe prestado.

Ante esta situación, nuestro cliente acudió a nuestro despacho para solicitar nuestra ayuda. Tras estudiar su caso, presentamos una demanda contra Moneyman solicitando la nulidad del préstamo por ser usurario, al superar con creces el interés normal del dinero y ser manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso.

 

El contexto legal

El préstamo concedido por Moneyman se rige por la Ley de 23 de julio de 1908, de Represión de la Usura, más conocida como Ley Azcárate, que establece en su artículo 1 que:

“Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquél leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales.”

Esta ley, que tiene más de un siglo de antigüedad, sigue siendo plenamente vigente y aplicable a los préstamos al consumo, como ha reconocido reiteradamente la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Así, en su famosa sentencia de 25 de noviembre de 2015, el Tribunal Supremo declaró la nulidad de un préstamo revolving concedido por una entidad financiera con un interés del 24,6% TAE, al considerarlo usurario.

Para determinar si un préstamo es usurario, el Tribunal Supremo ha establecido que hay que comparar el interés pactado con el interés normal o medio del dinero para préstamos similares en el momento de su celebración. A tal efecto, se puede tomar como referencia el interés medio publicado por el Banco de España en sus estadísticas oficiales.

 

El sentido del fallo

En el caso que nos ocupa, el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Ponferrada ha estimado íntegramente nuestra demanda y ha declarado la nulidad del préstamo concedido por Moneyman por ser usurario.

El juez ha considerado que el interés nominal anual del 2.333,95% pactado en el contrato es notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso”, ya que supera en más de 100 veces el interés medio de los créditos al consumo en el momento de su celebración, que era del 8,81% según el Banco de España.

El juez ha señalado que “no cabe duda de que el contrato de préstamo se celebró en condiciones leoninas, aprovechándose la entidad prestamista de la situación angustiosa del prestatario, que necesitaba una pequeña cantidad de dinero de forma urgente y sin apenas requisitos”.

Asimismo, ha indicado que “la entidad prestamista no ha acreditado que el elevado interés pactado se correspondiera con el riesgo asumido por la concesión del préstamo, ni que el prestatario fuera consciente de las consecuencias económicas de aceptar dicho interés”.

En consecuencia, el juez ha declarado la nulidad del contrato de préstamo y ha condenado a Moneyman a devolver a nuestro cliente la diferencia entre el capital prestado y el capital amortizado, más los intereses legales desde la fecha de la demanda. Además, ha impuesto las costas del juicio a Moneyman, lo que supone que nuestro cliente no tendrá que pagar nada por nuestros honorarios profesionales.

 

¿Qué hacer si tienes un préstamo usurario?

Si tienes un préstamo con un interés abusivo, ya sea de Moneyman o de cualquier otra entidad financiera, no dudes en contactar con nosotros.

En Solvendi Abogados te ofrecemos un estudio gratuito de tu caso y te asesoramos sobre las posibilidades de reclamar la nulidad del préstamo por usura. Contamos con un equipo de abogados expertos en derecho bancario y de consumo, que te defenderán frente a las prácticas abusivas de las entidades financieras.

No lo dudes más y solicita una cita con nosotros. Podemos ayudarte a liberarte de tu deuda y recuperar tu dinero.

En Solvendi Abogados podemos ayudarle

Consúltenos su caso. Llámenos al teléfono gratuito 900 831 282

Quizás también te pueda interesar: